JERUSALÉN

Una calle del barrio viejo de Jerusalen en panorámica de 360º


"Meatshops" street, Old Jerusalem, Israel in Israel 

Jerusalén era y es el centro de la religiosidad del pueblo de Israel, cuyo nombre arranca del antiguo de Salem.  Ciudad santa para judíos, cristianos y musulmanes.  El rey David la convierte en capital política y religiosa por el traslado a ella del arca (2S 6).  Salomón la engrandeció al construir el tempo en una colina.  Al monte del templo y por extensión a toda la ciudad se la llama Sión.  Por ello, tras la destrucción del templo los cristianos llaman nueva Sión a la colina occidental en torno al cenáculo.  La ciudad está en una altiplanicie de las montañas de Judea (760 metros de altitud) y fijada por dos valles: al este el valle de Cedrón (ligeramente llano) y al suroeste el difícil valle de Hinnom. Ambos valles son importantes en la vida judía, ya que según una profecía de Joel (4, 2-12) en el día del juicio toda la humanidad se reunirá en el valle del Cedrón para el juicio final, por lo que hay un gigantesco cementerio judío y otro pequeño musulmán con la esperanza de ser los primeros en la resurrección. El valle de Hinnom era en tiempos del rey Acab y Manases donde se habían ofrecido sacrificios humanos al Dios Moloc (2 Re. 16,3; 21, 6 2 Crón. 28,3; 33,6). Para marcarlo como lugar de infamia y de reprobación, lo habían destinado a recoger en sus profundos precipicios las basuras de la ciudad de Jerusalén (2 Re. 23,10). El fuego permanentemente encendido, que subía desde el abismo, se había convertido en símbolo del castigo del fuego del infierno (Is. 66, 24; Jer. 7, 32; 19, 6).

En el noroeste de la ciudad alta estuvo el palacio de Herodes y al norte de la explanada del templo estaba la fortaleza Antonia. La ciudad de Jerusalén tenía en tiempos de Jesucristo aproximadamente 10,000 habitantes y estaba rodeada de casi cinco kilómetros de murallas.

La ciudad actual presenta dos núcleos urbanos bien distintos: el moderno, muy, muy moderno, fuera de las murallas (construidas por Solimán el Magnífico entre los 1540-42), y el antiguo (Ciudad Vieja), dentro de las murallas. La ciudad vieja se comunica con la nueva por siete puertas abiertas en las murallas: al oeste la Puerta de Jafa; al sur la Puerta de David o Sión y Puerta de los Mogrebinos; al este la Puerta de San Esteban; al norte la Puerta de Herodes, Puerta de Damasco y Puerta Nueva. La Puerta Dorada, al este, cerrada desde 1530, forma parte de la Explanada del Templo.  Intramuros hay un barrio judío, cristiano, musulmán y armenio.

La vista de Jerusalén desde el Monte de los Olivos es magnífica.  No deber perderte la vista y contemplándola dejarte llevar.  Desde 1967 está bajo el control de los judíos (hasta entonces el área oeste era judío y el este ocupado por Jordania).

PUERTAS DE JERUSALÉN

Puerta de Jafa.- Es la más conocida y frecuentada. Fue construida entre 1538 y 1539.  Está hacia el oeste en direción al puerto de Jafa.  Se abre a una zona muy populosa y viva. Sentarse en sus proximidades y ver pasar a la gente es una experiencia muy entretenida. La entrada se hace básicamente por una brecha en la muralla junto a la puerta, que se abrió en 1898 para que pasase el emperador Guillermo II de Alemania en carroza. Desde 1948 hasta 1967 fue el límite entre Israel y Jordania.


Jerusalen de noche, puerta de Jafa en Israel 

Puerta Nueva.- Construida al norte en 1887 para facilitar el acceso al barrio cristiano. En su entorno y en la de Damasco se desarrollaron dramáticos enfrentamientos durante la guerra de 1948 en el que fue destruido el grandioso edificio de Notre Dame, situado justo enfrente de la Puerta Nueva. Da acceso al barrio cristiano.

Puerta de Damasco.- Es la entrada principal al barrio musulmán.  Es espectacular y se abre ante un anfiteatro y explanada y un puente de piedra.  De ahí darás a un mercado árabe muy entretenido.

Puerta de Herodes.-  Está al norte de la ciudad y también es conocido como de las Flores.

Puerta de San Esteban o de los Leones.- Llamada de los Leones por su ornamentación y de San Esteban por considerarse que fue frente a ellas donde se dio el martirio de Esteban. Está enfrente del Monte de los Olivos. Se construyó bajo el poder de Solimán.  Está en el barrio musulmán y es el inicio de la Vía Dolorosa. Su entrada tenía forma de L pero fue enderezada por los ingleses durante su mandato para que los vehículos pudieran acceder fácilmente al hospital austríaco.

Puerta de la Basura o de los Desperdicios.- Está al este de la de Sión y muy cerca del Muro de las Lamentaciones. Su nombre deriva de que era por ella por la que se sacaban los desperdicios de la ciudad.

Puerta de Sión.- También llamada puerta de David está en el Monte Sión y fue construida por Solimán en 1540 en el lado sur.  La fachada muestra numerosos impactos de los combates de 1948 entre isralíes y jordanos. Como las demás puertas en sus umbrales tiene Mesusas. Está junto a la tumba del rey David. Da acceso al barrio judio y al barrio armenio.

Puerta Dorada.- Esta e la moralla este del Templo, frente al monte de los Olios. En realidad está cerrada con piedras porque según la tradición judía el Mesías entrará por esa puerta (otros creen que por la Puerta de la Basura).  La taponaron los turcos por miedo a que el Mesías efectivamente viniese por ella.

MONTE SION CRISTIANO

Esta zona recibe este nombre para indicar que el término Sión para los cristianos se ha trasladado claramente a este lugar por razones geográficas y de Fe.  La Sión de la Biblia corresponde al Ofel de la ciudad cananea de Jebús, conquistada por David hacia el año 1000 a.C. y recibe desde entonces el nombre de ciudad de David que luego se aplica a Jerusalén.  Al llevar el Arca de la Alianza a Jerusalén esta recibe también el nombre de Sión como morada de Yavé.  En la tradición cristiana Sión amplia su ámbito a la Jerusalén celestial.  Se le atribuyó por los cristianos el nombre de Sion a este lugar por ser el del Cenáculo en el que ven cumplida la profecía de Isaías 2,3 "De Sión saldrá la ley y la palabra del Señor de Jerusalén".

PUERTA DE SIÓN
Fue construida por Solimán según consta en una inscripción que tiene.  Fue constiruida por Solimán en 1540. Da al monte Sion y tumba del rey David.  La fachada muestra numerosos impactos de los combates de 1948 entre isralíes y jordanos.  Frente a la puerta de Sión, bajando una calle está el lugar tradicional de la casa de Caifás. Como las demás puertas en sus umbrales tiene Mesusas.
Puerta de Sión
BARRIO JUDIO

Está en la parte suroeste de la ciudad amurallada, desde el Muro de las Lamentaciones hasta el barrio armenio (vamos, entrando por la puerta de Sión a la derecha).  En dicho barrio estaba el palacio de los asmoneos, donde Jesús fue conducido ante Herodes (Lc 23, 6-12).  También en dicho barrio verás el Cardo Máximo (antigua vía romana construida sobre las ruinas de la ciudad tras las rebeliones del 70 y 135 d.C y que atravesaba Jerusalén de norte a sur). La visión de las columnas y losas es magnífica. Está flanqueada por unos canales de desagüe. Tras los combates de 1948 y 1967 ha sido reconstruido con un gran respeto arqueográfico.

Cardo de Jesursalén

BASÍLICA DE LA DORMICIÓN
Se encuentra en el Monte Sión y señala el lugar en el que pudo morir la Virgen María, según la tradición (el apócrigo "Dormitio Virginis" del siglo II la Virgen murió en Sión y fue enterrada en el torrente Cedrón).  En 1100 los cruzados construyeron una gran iglesia llamada de Santa María del Monte Sion, que los musulmanes destruyeron en 1219.  En 1898 el sitio fue donado por los turcos al emperador alemán Guillermo II, quien se lo dio a los Padres Benedictinos, los cuales construyeron en 1910 la iglesia actual.  En la cripta hay una efigie de piedra de la Virgen María dormida en su lecho de muerte.  Tras ella verás el ábside con María y el Niño, "La luz del mundo", con teselas de oro y el suelo con teselas de mármol rojo y blanco.

Iglesia de la dormición, Jeruslaén
CENÁCULO

Se encuentra en el Monte Sión cristiano y sobre el lugar en que Jesucristo celebró la última cena en la Pascua judía, instituyendo la Eucaristía, en el que Jesús hizo sus apariciones y también es el lugar en que siete semanas más tarde el Espíritu Santo descendió sobre María y los apóstoles en el día de Pentecosté (Hechos 2:2-3).

El lugar fue destruido por el califa Al-Hakem (el peor enemigo cristiano y que causó irreparables daños a los santos lugares. El edificio fue construido por los cruzados y restaurado por los franciscanos en el siglo XIV.  Consta de dos pisos dentro de un gran complejo de edificios en la cima del Monte Sión.  En el siglo XVI los otomanos creyeron a los judíos y musulmanes que decían que debajo del Cenáculo estaba la sepultura de David y por ello Solimán el Magnífico expulsa a los cristianos en 1523, convirtiéndolo en mezquita prohibiendo el acceso a los cristianos.  Tras la independencia de Israel el edificio queda abanadonado pero tras 1967 se le privó el uso de mezquita y se autorizó de nuevo la entrada de los cristianos, aunque siguen prohibiendo la celebración de la eucaristía. El cenáculo comunicaba con la antigua iglesia de los cruzados por unos arcos que ahora están cerrados.

Es ese un eje geográfico fundamental de la Fe en el que la permanenencia física puede obrar una trasformación personal.  El piso inferior tiene la ya citada supuesta tumba del Rey David, lugar de numerosas celebraciones judías y fundamental para los judíos hasta que en 1967 pudieron a volver a ir al Muro de las Lamentaciones, aunque el lugar es santo para judíos, crisitianos y musulmanes porque para todos es común la historia del Rey David.

Junto al Cenáculo se levantó el monasterio fransciscano que dio lugar a la custodia de los Santos Lugares, llevando su superior el título de Guardián de Monte Sión.

SAN PEDRO "IN GALLICANTU", "CASA DE CAIFÁS"

Se llega a ella bajando por el monte Sión.  La iglesia domina el Valle del Cedrón y fue construida en 1931  por los Padres Agustinos de la Asunción en el lugar en que según la tradición estaba situado el palacio del Sumo Sacerdote Caifás, lugar en el que la noche del jueves al viernes fue traído Jesucristo ante aquel, tras su detención en Getsemaní.

A la izquierda de la igelsia  puede verse la escalera (de tiempos de Jesucristo) por la que lo normal es que pasara habitualmente Jesús por ser el camino m´s corto entre Getsemaní y Jerusalén (en tiempos de Jesucristo el lugar estaba dentro de las murallas).

Su nombre se debe a que fue en este lugar en el que San Pedro oyó cantar al gallo, dándose cuenta de su triple negación a Jesús.  En excavaciones se han hallado monedas enteras, aún hay un molino de uso casero, habitaciones de la época. probablemente Jesús pasaba de camino a Getsemaní y preso a casa de Caifás.  Ahí tendrás una vista del Monte de los Olivos y del Valle del Cedrón.

MONTE DE LOS OLIVOS

El Olivete o monte de los Olivos está situado al oriente de Jerusalén y lo separa de la ciudad el valle del Cedrón.  Aunque solemos considerarlo como un lugar único, en realidad es el elemento que aglutina unos lugares santos (gestemaní, olivos, Basílica de la Agonía, Ascensión, pater noster, ....  Está de Jerusalén a la distancia que se permite caminar un sábado.  En la cumbre, y sobre una gruta que conserva el recuerdo de las últimas enseñanzas de Cristo: discurso escatológico, oración del Padre Nuestro, Santa Elena erigió una basílica llamada Eleona (“Ecciesia in Eleona” =en olivar). Unos metros más al norte, en el lugar donde se conserva el recuerdo de la Ascensión de Jesús, la rica y piadosa matrona romana, Pomenia, levantó un edificio octagonal, denominado Imbomon (=en la colina), que fue destruido por los persas y reconstruido por los cruzados con el nombre de Iglesia de la Ascensión. Dentro del edículo estaba la piedra sobre la cual, según la tradición, se posaron los pies de Jesucristo. Con Saladino, en 1187, la iglesia fue transformada en mezquita, y hoy no quedan del antiguo edificio más que el edículo y algunos restos. Sobre las ruinas de la basílica de la Eleona los cruzados erigieron la Iglesia del Pater Noster. En el claustro del actual convento carmelita, construido sobre las ruinas de la iglesia del s. IV, está escrito el Padrenuestro en diversas lenguas. En el lugar llamado Viri Galilaei, tiene su  residencia el patriarca griego-ortodoxo; en lo más alto del Olivete destaca por su esbeltez la torre del convento de monjas rusas.

El convento franciscano, en la vertiente opuesta del Olivete, ocupa el lugar tradicional de la antigua aldea de Betfagé, donde el Señor mandó traer el pollino para hacer su entrada triunfal en Jerusalén (Me 11, 1)

GETSEMANÍ y BASÍLICA DE LA AGONÍA

El huerto de Getsemaní se encuentra en las faldas del Monte de los Olivos, al otro lado del Torrente del Cedrón.  Mantiene prácticamente el aspecto de los tiempos de Jesús.  La palabra Getsemaní  proviene del hebreo (Gat Shemen = prensa de las olivas) por la abundancia de olivos allí.  El Huerto de Getsemaní está poblado de olivos milenarios. Los ocho olivos del huerto contiguo a la Basílica de la Agonía son muy milenarios, y aunque resulta difícil establecer su edad ,alguno puede ser de la época de Jesucristo, y por tanto, testigo de la última noche de Jesús antes de ser prendido, o al menos descendientes de aquellos ya que renuevan tanto sus troncos como sus raíces, por lo que un árbol de aspecto juvenil puede tener raíces muy antiguas.  A través de sus olivos Jesús se hace más próximo.  Sólo hace falta buscarlo.

Getsemaní ocupa un lugar preeminente en la narración evangélica, pues aquí pasó Jesús la noche antes de ser prendido, orando con angustia mortal: “Llegaron a una finca que se llama Getsemaní, y dijo a sus discípulos: ‘- Sentaos aquí mientras yo voy a orar’”. (Marc. 14, 32).  A él hace referencia Lucas 22:39): "se fue, como solía, al Monte de los Olivos".

En el huerto hay un altar abierto, colocado allí por los padres franciscanos en un gesto ecuménico ante la comunidad anglicana, que lleva a cabo allí sus servicios de Jueves Santo en la víspera del Vierne Santo.  El Huerto es mimado por los padres franciscanos, y con razón. Mima los olivos ya que siendo tan antiguos si tocas sus hojas o pisas el terreno sobre el que descansan sus raices dañas un patrimonio milenario y robas a los cristianos del futuro.

Aquí está la gruta del prendimiento donde dejó a los apóstoles descansando, se marchó con Pedro, Santiago y Juan (hasta el huerto) y se alejó de ellos como un tiro de piedra (la basílica). Los primeros cristianos la conviertieron en una capilla rupestre para conmemorar el prendimiento de Jesucristo.

  La Basílica de la Agonía ocupa ese lugar donde Jesús "se apartó de sus discípulos como un tiro de piedra" (Lc 22,41) y oró a su Padre.  Ha sido venerado desde los primeros cristianos pero las continuas destrucciones han variado todo. Aquí los bizantinos construyeron en el 379 una iglesia, que fue destruida por los persas en el 614.  Los cruzados la reconstruyeron en el siglo XII, pero la actual que vemos es de comienzos del siglo XX.  Ante el altar hay una gran roca de la agonía por la que Jesús oró y sufrió.  En la fachada, que es visible desde muy lejos, hay un precioso mosaico de estilo bizantino con Cristo ofreciendo a su padre su sufrimiento y el de toda la humanidad. También destaca el gran mosaico tras el altar.  Sus doce cúpulas resperesntan a las naciones que contribuyeron a su construcción. También se la llama Basílica de Todas las Naciones porque varias naciones contribuyeron a su construcción.

Vista de la Basílica en panorámica de 360º


Church of All Nations, Mount Olive, Jerusalem in Israel 

EL PATER NOSTER
Esta iglesia esta sobre la gruta en la que según la tradición Jesús enseñó a sus discípulos el Padre Nuesto, en la que predijo la destrucción de Jerusalén y en la que anunció su retorno al final de los tiempos.  Ha sufrido innumerables avatares a traves de veinte siglos.  En el 614 los persas destruyeron la iglesia levantada por el emperador Constantino (por orden de su mader Elena).  En el siglo XII los cruzados la volvieron a levantar y destruido tras la derrota cruzada.  En 1868,la princesa Aurelia de Bossi, prima de Napoleón III, compró el lugar y lo donó a Francia, donde levantó el monasterio de carmelitas en 1875.  En el muro reposan los restos de la princesa de la torre de Auvergne.  En los muros está el Padre Nuestro en más de cien idiomas (escritos sobre cerámicas), entre los cuales podemos contar al español, el valenciano, el esperanto, el latín y el hebreo.
CAPILLA DEL DOMINUS FLEVIT

Significa "Dios lloró". Durante su entrada triunfal en Jerusalén, en el Domingo de Ramos, mirando la ciudad, Jesús se detuvo y lloró (Lucas, 19:37-42). Este lugar fue donde en el siglo XII los cruzados erigieron una iglesia que fue destruida al ser derrotados. Esta sencillla capilla está edificada para que medites sobre el dolor con la ayuda de la vista del Jerusalén en que murió el Señor tras el altar mayor, por ello tras el altar hay un gran ventanal en el que se contempla la ciudad vieja de Jerusalén.  La actual edificación es de 1956. "Al acercarse Jesús a Jerusalén y ver la ciudad, le dijo llorando: ¡Si al menos ni comprendieras en este día lo que conduce a la paz! Pero no: está escondido a tus ojos...."

 Junto al templo hay una necrópolis judeocristiana con tumbas y osarios del siglo I y II, tumbas bizantinas y una tumba jebusea (anterior a la conquista de Jerusalén por el Rey David) y un mosaico bizantino del siglo VII con una inscripción en griego.

CAPILLA DE LA ASCENSIÓN

Los Hechos de los Apóstoles relatan que Jesús llevó a sus discípulos a un monte llamado de los Olivos y que, después de bendecirlos, subió al cielo.  La cima del Monte de los Olivos es considerado como el lugar de la Ascensión.

 Esta capilla nos llega como las demás, tras muchos avatares históricos (fue levantada en el siglo IV una iglesia bizantina destruida por los persas en el 614, reconstruida luego por los cruzados enel siglo XII).  El pequeño templete actual es un edificio construido en el centro del antiguo templo de los cruzados.  Dentro de él se muestra un trozo de la roca original de la cima (había una tradición de que en ella quedó la huella de JesúsI.  Los musulmanes, que aún hoy ocupan el lugar, taparon las arcadas y agregaron la cúpula actual, pero permiten el acceso para celebrar la fiesta de la Ascensión.  En resumen, nos enontramos con un edificio pequeño pero de gran simbolismo por el hecho de la ascensión del Señor al Cielo (Hechos 1, 9-12).

SANTO SEPULCRO Y CALVARIO

Es el lugar en que se produjo la crucifixión, muerte, entierro y resurrección de Jesucristo, es decir, de los pilares de la fe cristiana.  La iglesia del Santo Sepulcro (compartida por los católicos, ortodoxos y otros cristianos, hasta seis comunidades resligiosas) une hoy la colina del Gólgota (donde Jesús fue crucificado) y la tumba donde llevaron su cuerpo.  La crucifixión tuvo lugar fuera de las antiguas murallas de la ciudad pero cerca de  la ciudad.  Ese lugar 11 años después quedó unido a la ciudad con la construcción de una nueva muralla por Herodes Agripa (44 después de Cristo), de hecho varias tumbas judía acreditan también que estaba extramuros.  Por ello hoy verás queda casi céntrica en la ciudad antigua.

La iglesia actual es muy, muy, pero que muy confusa. Adriano, para atacar al judaísmo y al cristianismo, erigió encima un templo pagano dedicado a Venus.  Pero curiosamente ese ataque ha permitido en los siglos mantener el lugar exacto de estos hechos.  La madre del emperador Constantino, la reina Elena, que se había convertido al cristianismo, quedó muy impresionada con el relato del obispo acerca del lamentable abandono en que se encontraban los lugares consagrados por la vida y muerte de Jesús y, con la bendición, autoridad y fondos de su hijo, partió a visitar la Tierra Santa.  Por ello primero identificó el lugar de la crucifixión (roca del Gólgota) y la tumba conocida como Anastasis (resurrección en griego). En Jerusalén identificó el lugar de la crucifixión (la roca que se venera como de la crucifixión).  Hacia el año 326 leventó en el santo sepulcro la primera iglesia, pero el año 614 fue destruida por los persas. Lo volvieron a construir pero Hakim la volvió a destruir el año 1009. Parte sobre las obras de los cruzados de 1149, pero la iglesia ha sido repartida entre seis confesiones, de acuerdo con un Status Quo decretado por los turcos en 1852.  La iglesia la comparten las comunidades cristianas católica, ortodoxa, armenia, copta, siria y etíope.

Entrando el templo, justo enfrente, se ve en el suelo la Piedra de la Unción, en la que se considera que fue depositado el cuerpo muerto de Jesucristo para ser ungido antes de su entierro. Muchos peregrinos pasan por la piedra cruces, rosarios, fotos,...

Entrando al templo a la derecha (a la derecha de la Piedra de la Unción) hay una empinada y peligrosa escalera que lleva al Gólgota. Ahí arriba, la primera capilla es de la Iglesia Católica Romana y la segunda de los Griegos Ortodoxos, en la que bajo un altar de plata de 1588 hay un disco de plata con un agujero en el que por una hendidura se puede tocar la roca del Gólgota o CalvarioEl elemento más importante de este complejo es la rotonda central y sobria que contiene el sepulcro mismo.Al entrar hay una puerta doble, pero la de la derecha la cerró Saladino (que también quitó las campanas de la torre que hay a la izquierda).

Siguiendo hacia dentro del templo nos topamos con una rotonda rodeada por columnas que sostienen un techo en forma de cúpula (afianzado por pilares). Entrando adentro, la primera cámara se llama del ángel porque en ella el ángel dio a las mujeres la noticia de que Jesús ha resuciado.  Antes de entrar se ve un fragmento de la piedra que cerraba el sepulcro. La tumba de Jesús es una piedra de mármol que marca el lugar donde fue depositado el cuerpo de Jesús.  Se cree que la losa original se halla bajo la más reciente ya que el lugar fue profanado y destruido por Hakim (en dos ocasiones).

En la Basílica podrás ver la gruta de Santa Elena (donde ésta según la tradición encontró la vera cruz, la cruz de Cristo).  En la escalera de bajada se pueden ver muchísimas cruces grabadas por los antiguos peregrinos.

En cada lugar en que se excavó el lecho de la roca, había indicaciones de un trabajo de cantera en períodos antiguos. La operación de cantera hizo bajar el nivel del piso alrededor del sepulcro, por lo cual éste se encuentra por encima de su entorno.  La renovación de las pilas indicó que las columnas eran originalmente mucho más altas, y que los cruzados las cortaron por la mitad para usarlas en la rotonda del siglo XII.

Más información en esta web: clic aquí.

Vista del Santo Sepulcro en panorámica de 360º


Golgotha (Cavalry) - the site of Jesus' crucifixion - - Jerusalem in Israel 

MURO DE LAS LAMENTACIONES

El muro son restos del segundo Templo, de Herodes y que fue destruido en el año 70 d.C. por los romanos.  Desde 1948 los musulmanes tenían prohibido a los judíos ir al Muro de las Lamentaciones.  Sólo desde el triunfo israelí en la guerra de los Seis Días de 1967 fue abierto a los judíos, facilitando su acceso mediante la destrucción de unas casas cercanas al muro y que lo ocultaban. Solo las siete hiladas inferiores de grandes piedras ribeteadas son herodianas, ya que los bloques cuadrados son añadido romano y la parte final de menor tamaño son de los árabes.

El acceso es libre a todos, sean o no judíos, pero las mujeres y los hombres tienen sus zonas separadas (las mujeres una más pequeña a la derecha).  Para entrar hasta el muro hay que pasar un control de seguridad con detectores y luego, los hombres deben cubrirse la cabeza, y las mujeres los hombros.  Se pueden hacer fotos, pero con respeto. Allí es habitual que judíos de 13 años celebren el Bar-mitzvah, un rito religioso de introducción. Entre las rocas también se colocan notas de papel con oraciones o votos.

Junto al lado izquierdo del muro hay una gran puerta, el Arco de Wilson, que es una galeria por la que sigue el muro con un aire indescriptible de misterio.  Por dos grandes agujeros cubiertos con un cristal se pueden ver unos 20 mts. de muro por debajo del nivel del suelo.

El templo en que Jesús oró y enseñó era el tercer templo que surgía en la altiplanicie por encima del valle del Cedrón. La actual explanada del templo, con sus potentes contrafuertes que llegan hasta el valle del Cedrón, corresponde exactamente a la planta del templo herodiano, que formaba un rectángulo irregular. En el ángulo sureste de estos muros se halla el llamado y conocido pináculo del templo (Mt. 4,5). En la parte sur de los muros occidentales está el llamado muro de las lamentaciones. 

El propio y verdadero templo estaba, por todos lados, circundado de magníficas columnatas. La planta del templo estaba determinada por la tradición; por esto, allí sólo se introdujeron modificaciones de poca importancia. Flavio Josefo (la guerra judía V-9) y el tratado de la Mishma Middoth refieren que el templo herodiano, con el candor de sus piedras y el fulgor de sus decoraciones de oro, constituía en sus tiempos un edificio famoso, que en su grandeza y en su fastuosidad superaba incluso el templo de Salomón.

Cuando Jesús puso pie en el templo de Herodes algunas partes todavía estaban en construcción (Jn.2, 20). A su muerte la pesada cortina que separaba el Santo de los santos (debir) del Santo (Hekal), se rasgó por la mitad,» (Lc. 23, 45).

En el año 70 D.C. sólo pocos decenios después de la muerte de Jesús, la predicción del Señor: "¿Ves esos grandes edificios? No quedará aquí piedra sobre piedra, todo será destruido" (Mc. 13, 2), vino a ser una espantosa realidad con la destrucción llevada a cabo por Tito, dejando en pie sólo este muro.   A diferencia del evangelio de Marcos (MC. 13. 5-32), que fue escrito antes de la destrucción de Jerusalén, los autores de los evangelios de Mateo y de Lucas (Mt. 22, 6 y ss.; 24, 4-36; Lc. 19, 43 y ss; 21,8-36) contemplaron retrospectivamente su ruina y "la abominación de la desolación...en el lugar santo" (Mt. 24, 15).


Muro de las lamentaciones, Jerusalén en Israel en panorámica de 360º

CAPILLA DE LA FLAGELACIÓN y LITHÓSTROTOS

En el Monasterio de la Flagelación está el Estudio Bíblico Franciscano. En él hay dos capillas que recuerdan el juicio a Jesús y su flagelación.  Tiene un museo con hallazgos hechos en diversos lugares bíblicos. En el suelo hay unas piedras del Lithostrotos, pavimento en que se cree que Jesús fue juzgado y azotado, lugar al que se llega a través de la Basílica del Ecce Homo.

Está en el convento de las hermanas de Sión.  Tiene varios elementos, como son la capilla de la flagelación, la cisterna del strution (lleva el agua a las cisternas del Templo, aunque la estructura actual es de Adriano), el empedrado romano de la torre Antonia (ordenado por Adriano para que sirviera como foro, en cuyas piedras aun hay juegos en que se entretenían los soldados romanos, donde probablemente apostaron los soldados con Jesús) y el arco del Triunfo (de Adriano para celebrar su triunfo en el año 135 y para acceder a foro y corona la vía dolorosa, llamado del Ecce Homo).

VIA DOLOROSA
Constituye un Vía Crucis sobre un posible camino de Jesús hacia el calvario.  Comienza junto al convento de la Flagelación y llega al Santo Sepulcro. La 1ª estación está en el patio de la escuela musulmana de Omariye y la 14ª en la edícula del Santo Sepulcro (tumba de Jesús).  El camino es entre las callejuelas de vendedorse, que como son estrechan obligan a facilitar el paso a los viandantes, pero no hay problemas especiales para hacerlo. Los viernes a las tres de la tarde los franciscanos hacen un vía crucis.
PISCINA PROBÁTICA O PISCINA DE BETESDA
La Piscina Probática (o Piscina de Betesda) se encuentra a pocos metros de la Puerta de San Esteban dentro de las actuales murallas, pero en tiempos de Jesús estaba extramuros, junto a la puerta llamada Probática y que llevaba al templo.  En sus aguas se reunían los inválidos porque decían que tenía propiedades curativas, por lo que se dió el milagro de la curación de un inávilido (Juan 5:6-9).   Tenía una superficie de 120 m. por 60 y una profundidad de 20 m, estando tallada en la roca y actualmente hay numerosos restos de lo que los bizantinos levantaron sobre la piscina la Iglesia de Santa María la Probática (s.V) que fue destruida y los cruzados levantaron una pequeña iglesia como recuerdo de la curación del paralítico. Recibió su nombre de la cercana Puerta de la Oveja, donde se purificaban las ovejas antes de sacrificarlas.
IGLESIA DE SANTA ANA
Se encuentra en una zona que el sultán turco Abdul Legis cedió en 1856 a Napoleón III de Francia por su apoyo a los otomanos durante la Guerra de Crimea. Está junto a la puerta de San Esteban. Es atendida por los padres Blancos para venerar el nacimiento de la Virgen (según el protoevangelio apócrifo de Santiago la Virgen nació cerca de la piscina probática). Fue construida por los cruzados (de transición del románico al gótico), pero Saladino no la destruyó en 1192 porque la convirtió en Madrasa (escuela teológica islámica), como se ve en la inscripción de la fachada, además de por su magnífica acústica.  Su casa es venerada como lugar de nacimiento o de residencia de María y como casa de Joaquín y Ana, padres de la Virgen.  En la iglesia hay una imagen de Santa Ana y la virgen niña simpatiquísima.
SEPULCRO DE LA VIRGEN Y BASÍLICA DE LA ASUNCIÓN

Según la tradición la Virgen María murió (o se adormeció) en el Monte SiónJerusalén y fue enterrada en el Valle del Cedrón.  La tumba de la Virgen fue excavada en la roca y fue trasfornada en santuario por el emperador Teodosio el Grande (337-395). En el siglo VI el sepulcro quedó como cripta.  Fue destruida por los persas y reedificada por los cruzados.  Saladino destruyó la basilica y monasterio pero respetó la cripta de María porque también los musulmanoes creen en su virginidad y por ser la madre de su profeta Jesús. El lugar pertenece a la iglesia ortodoxa y su decoración interior corresonde a dicha profesión pero se permite la oración a católicos y musulmanes.   Se accede por una larga y oscura escalinata de bajada.


Entrada a la Tomba de la Virgen, Jerusalén e interior 

CEMENTERIO JUDÍO

En el valle del Cedrón, también llamado Valle de Josafat, sobre las laderas del Monte de los Olivos cayendo hacia Jerusalén podemos ver el más antiguo y más grande cementerio judío del mundo.  Ello es así porque en esa comunidad es grande el interés de ser enterrados cerca del Valle de Josafat (donde se cree que se dará la resurrección y el juicio final, por lo que se lee en Joel, 3/4, 1-2: ".. cuando haga yo volver la cautividad de Judá y de Jerusalén, reuniré a todas las gentes y las haré bajar al valle de Josafat, y litigaré en juicio con ellos a propósito de mi pueblo y de mi heredad, ..."). También los musulmanes que compartían esta creencia tienen sus tumbas en el lado occidental del valle, junto a las murallas. En los conflictos de 1948 y 1967 los jornados profanaron gravemente el cementerio.

Jesús debió cruzar numerosas veces yendo a Jerusalén desde el Monte de los Olivos, desde Betania o desde Jericó, y viceversa.  También hubo de pasar por él la noche de su prendimiento.